Inicio / Inteligencia emocional /

El jardinero emocional.

El jardinero emocional.

jardin3Hola amigo lector, hoy quiero sugerirte un pequeño experimento práctico para tu vida diaria.
Coloca dos plantas de tu preferencia, pueden ser de la misma especie, a una riégala dándole todo tu cuidado, diciéndole que la quieres, lo bella que es, la felicidad que ha traído a tu vida, que su olor es agradable y fresco, que la amas. A la otra colócala en un rincón y riégala de vez en cuando, trátala con indiferencia y poco a poco olvídate de ella.
Al poco tiempo verás la diferencia entre las dos plantas, la primera, a la que le diste amor, le dedicaste atención y pensamientos positivos la verás crecer hermosa, frondosa; la otra por el contrario la encontrarás marchita, sin brillo, a punto de secarse. Pero, no me creas, sólo realiza el experimento y aprecio mucho que me cuentes tu experiencia.
Los sentimientos (positivos y negativos) son como las plantas. Si los riegas y les das toda tu atención, mimos y amor sincero, crecen frondosos. Si les quitas el riego y te olvidas de ellos se secan y terminan marchitándose y muriendo.
Nuestra mente es como el jardín de nuestros pensamientos, donde florecen las emociones y sentimientos. Aquellos pensamientos que recreamos en nuestra mente (le damos atención, mimos, los regamos), sean buenos o malos, crecen frondosos y generan emociones. Aquellos que nuestra mente no riega se secan. Si riegas los relacionados con el amor a Dios, o a tu pareja, a tus hijos a tus familiares, se reproducirán en amor; si no los riegas el amor se secará.
Amigo lector respóndete ¿Cuáles pensamientos, emociones y sentimientos riegas con más frecuencia?
Riega los pensamientos positivos y tendrás una vida tranquila y feliz, llena de paz, amor y salud. Riega los negativos y tendrás tu propio infierno en esta vida.
En Dalia Consultores te damos las herramientas para que aprendas a regar los pensamientos positivos a través de nuestros talleres de Inteligencia Emocional.
Te invitamos a disfrutar la experiencia de vida que podrás aprovechar en el próximo taller, revisa el cronograma y/o contáctanos.
Recibe un abrazo de bienestar.
Jairo Jaimes.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: