Viaje al centro de las emociones

viaje al centro de las emocionesHola amigos! hoy quiero compartir un cuento que escribí hace algunos años y que trata de mostrar algunas emociones que nos acompañan durante el curso de nuestra vida, espero lo disfruten.

Asi comienza el cuento:
No sabía qué hacer, qué decir, me quedé mudo ante las miradas de todos mis compañeros de clase, el salón estaba en total y absoluto silencio , un silencio que jamás había experimentado en toda mi vida, parecía que todo se había detenido, la suave brisa que entraba por la ventana  ya no se sentía, las hojas verdes del roble enfrente de mi ventana ya no se movían, las escasas nubes que se trasladaban de este  a oeste  en el hermoso cielo azul unos minutos antes estaban quietas, como las nubes pintadas en  un cuadro del museo, todo absolutamente todo estaba quieto,  sólo podía escuchar muy levemente mi propia respiración y el palpitar cada vez más fuerte de mi latidos parecerían lastimar mis oídos,  sentía un calor en mi rostro, las manos y las piernas me temblaban, trataba de articular palabra pero era imposible, sentía un miedo que no podía describir y que me había paralizado.
Lo había dado todo y comencé a  recordar la semana anterior cuando alegremente recibí la noticia de la maestra, que era el elegido para dar la charla sobre los efectos del amor en la salud y nuestra calidad de vida, era el niño más feliz sobre la tierra y me sentía tan orgulloso y motivado, estaba preparado para dar lo mejor de mí.
Pero hoy, en un momento tan importante , en un momento crucial para mí, mi futuro mi vida, estaba petrificado ante el auditorio de la clase, el miedo dominaba mi capacidad de acción, solo fue cuando sentí la mirada llena de amor y cariño de mi maestra que comencé a darme cuenta de lo que sentía y que era el miedo que me estaba limitando, ese baño de amor que sentí me permitió escuchar a mi corazón decir, tú puedes, es el momento de demostrarle al mundo lo valioso que eres, lo hermosos que eres , lo especial que eres, que no hay obstáculos que no puedas vencer , que vale la pena intentarlo , que la vida tiene cosas buenas que te esperan , sólo debes amarte.
Fue entonces que todo a mi alrededor tomó vida, la suave brisa del otoño acariciaba mi rostro refrescándolo, la luz del sol entraba radiante al salón de clase y lo llenaba de un brillo color oro, el hermoso roble con sus verdes hojas se mecían como el mar cantándome una canción de fe y esperanza, mis piernas se sentían fuertes y seguras mis manos, en ese momento comprendí que en unos pocos segundos había realizado un maravilloso viaje al centro de mi corazón y mis emociones la había controlado.
Amigo lector, hay momentos en nuestras vidas que debemos  aprender a identificar nuestras emociones, comprenderlas, para poder controlarlas y lograr  los cambios que queremos para tener una mejor calidad de vida.
Recuerda siempre: Las acciones y comportamientos (una parálisis al hablar en público o ser un buen orador) están motivados por sentimientos. A menudo podemos elegir cómo responder a una emoción. Recordar esto nos ayuda a sentirnos en control, que es poder. Asumir la responsabilidad de satisfacer nuestras propias necesidades es también enriquecedor.
Amigo lector ¿quieres aprender a controlar tus emociones? ¿O quedarte petrificado en los momentos más importantes de tu vida? ¿Quieres seguir perdiendo oportunidades? En todo caso la elección es tuya.
Cuando desarrollamos nuestra Inteligencia Emocional de una manera sana, nuestros sentimientos nos guían a lo que es importante pensar
Guíate: inscríbete en nuestro curso On Line de inteligenciaemocional, te esperamos.
Recibe un abrazo de bienestar.
Jairo Jaimes
PD. foto tomada de http://miescuelaysucreatividad.blogspot.com. la cual me parecio pertinente para reflejar la emoción del miendo ante una exposición. gracias.
Be Sociable, Share!

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: